Los puertos




A continuación te presentamos las altimetrías detalladas con los comentarios correspondientes de las ascensiones de la Marcha “Montsec-Montsec”, que afectan a los tres recorridos.

El orden en el que se realizan las ascensiones es el siguiente:

Ruta Larga:  Vilanova de la Sal – Port d’Àger – Coll de Comiols – Collada d’Hostal Roig – Alt de Fontllonga

Ruta Media:  Vilanova de la Sal – Port d’Àger – Coll de Comiols

Ruta Corta: Vilanova de la Sal – Port d’Àger –  Alt de Fontllonga

ALTIMETRIAS

Vilanova de la Sal:

Vilanova de la Sal pasa por ser la subida por excelencia de casi todos los cicloturistas de la extensa planicie de Lleida, por razones de proximidad y para gozar de cierta relevancia en cuanto a kilómetros y desnivel. Más allá de esto, nos encontramos ante una ascensión a priori asequible, pues aunque los números no asusten (8.2 kilómetros a poco más del 4%), el puerto es de aquellos que se agarra y puede atragantar a más de uno, si se sube a fuerte ritmo. Sin pendientes exigentes, cabe mencionar un largo llano de kilómetro y medio que nos permitirá afrontar con solvencia la parte final de la ascensión. El reasfaltado a finales de 2008 de la subida permite una ascensión más que digna.

Port d’Àger (vertiente sur):

El puerto de Áger atraviesa por completo la sierra de Montclús. Situado en la comarca de La Noguera, representa algo menos que 6 kilómetros y una pendiente media del 5,5 %. Supone una subida sin complicaciones, de asfalto fino y carretera amplia y en muy buenas condiciones, sin pendientes fuertes, pero es el típico puerto con carriles lentos y su ascensión, digámoslo, resulta fea y aburrida. A destacar una larga e interminable recta de 800 metros con una pendiente que se mantiene constante entre el 7 y el 8 %, y que se supera con unas dosis de paciencia, y el cómodo descanso al paso por Fontdepou. Lo mejor, llega al final, cuando de repente aparece ante nuestra vista todo el valle d’ Áger con el Montsec d’Ares imponente.

En la bajada (de 5 km) hace falta extremar las precauciones dada la gran velocidad que podemos coger. Hará falta no olvidarse de los frenos y de respectar las distancias.

Coll de Comiols (por Sant Salvador de Toló):

El Coll de comiols, conocido paso de montaña del Prepirineo leridano que separa las comarcas de La Noguera y del Pallars Jussà, tiene hasta 4 vertientes de subida: por el Norte saliendo desde Isona, por el sur desde Artesa de Segre y desde Pons por Gualter (Baronia de Rialb) y, finalmente, la que sube desde Sant Salvador de Toló (vertiente nord-oeste), la más conocida de todas, y por donde pasa nuestra marcha cicloturista. Se trata de un puerto bastante largo (un poco más de 21 km), con un desnivel acumulado que le atorga personalidad (700 metros), pero la pendiente media no supera apenas el 3%. La subida es irregular. Para empezar nos encontrarcmos con tres kilómetros al 4,5%. Después de cinco kilómetros poco exigentes, la carretera se vuelve a endurecer al kilómetro 8 y, durante poco más de 2 km, encontramos la parte más dura de la subida, sin que nadie tenga que llegar a sufrir en exceso.

Pasado el núcleo de Sant Salvador de Toló el pendiente medio remonta suavemente y los últimos 7 kilómetros se estabiliza, oscilando entre el 3 y el 5 %. No hay ninguna rampa, en principio, superior al 10% durante toda la subida. El asfalto se encuentra en perfectas condiciones y totalmente renovado hasta coronar el puerto. La bajada es rápida y no presenta complicaciones, únicamente 4 o 5 curvas cerradas casi seguidas.

Collada d’Hostal Roig

Pasado el pueblo de Vilanova de Meià, muy conocido por su Feria de la Perdiz y por la escalada en roca, empieza esta ascensión que corta y da fin al Montsec de Rúbies por la vertiente este. Es, sin duda alguna, una de las subidas más bellas de la provincia de Lérida, y aunque el asfalto en su ascensión se encuentra algo deteriorado por el paso de los años y la zona de hombradío, la velocidad de ascensión nos permitirá disfrutar del entorno y del paso estrecho entre las rocas que encontraremos a partir de media subida. El espectaculo que nos depara el impresionante Congost nos hará disfrutar de auténtico cicloturismo. Cuando falten dos kilómetros veremos como el asfalto se recupera totalmente y se encuentra en perfecto estado. La distancia es considerable, casi 10 kilómetros, pero la pendiente media del 5% no debe asustar a ningún cicloturista. El descenso consta de dos partes: una primera hasta llegar al pequeño núcleo de Sant Martí de Barcedana, donde será necesario ir con cuidado con la velocidad; y una segunda parte,  a partir del cruce con Llimiana, que entre las quince curvas de herradura y un asfalto que nota el paso de los años, obligará a extremar las precauciones.

Añadir también, que previamente a esta collada, y justo al dejar el cruce que lleva a Artesa de Segre, al llegar a Alentorn, empieza una primera subida no despreciable de 5,1 km al 4,8% de media, que nos dejará a 6 km de Vilanova de Meià, de bajada y falso llano.

Alt de Fontllonga (vertiente norte):

El alt de Fontllonga transcurre por la conocida carretera del Doll, que une el Congost de Terradets y Camarasa. Nos encontramos ante una carretera transitada, con carriles lentos, escaso arcén y en muy buen estado. Salva el recorrido, eso sí, las vistas que a la derecha nos acompañan a menudo del río Noguera Pallaresa y el embalse de Camarasa.  El puerto tiene 5,4 km y una pendiente media del 5,3 % aunque se observa en el gráfico algún kilómetro exigente.

La bajada es muy agradecida y recuperadora, aunque en algunos tramos es peligroso coger grandes velocidades. Hace falta remarcar que al final de todo, cuando nos acercamos a la presa de Camarasa encontraremos un túnel de 100 m con una curva interior muy cerrada y peligrosa, seguidamente se pasa por encima de la presa y se llega a un segundo túnel de 200 m medio iluminado.